martes, 17 de noviembre de 2009

¡¡49 millones de desnutridos en Estados Unidos!! ... al tiempo empresas de comida rápida reportan ganancias récord

La mitad de los menores de edad dependerán alguna vez de la asistencia federal para comer
En 2008 unos 49 millones de estadunidenses no tuvieron acceso a alimentos suficientes: informe

Es dos veces más probable que comunidades negras e hispanas reporten hambre en sus hogares

por David Brooks
Corresponsal

Periódico La Jornada
Martes 17 de noviembre de 2009, p. 20




Nueva York, 16 de noviembre. Más estadunidenses padecen hambre hoy día que en cualquier momento desde que se empezaron a llevar estadísticas de manera oficial, según un informe del gobierno de Estados Unidos difundido hoy.

Por otro lado, la mitad de los menores de edad estadunidenses tendrán en algún momento que depender de asistencia federal para comer antes de llegar a adultos.

Al inaugurarse este lunes en Roma la Cumbre Mundial sobre la Seguridad Alimentaria, el hambre en el país más rico del mundo no es parte del programa, ya que casi todo está enfocado en la asistencia de los países avanzados a los más pobres. Por supuesto, el hambre aquí se manifiesta de manera mucho menos severa que en los países pobres, y se llama más bien "inseguridad alimentaria", pero el hecho de que hay niños que no tienen suficiente que comer dentro del país más rico revela algo sobre por qué hay hambre en el planeta.

El número de estadunidenses que padecieron lo que se llama técnicamente "inseguridad alimentaria", o sea, que no tuvieron acceso seguro a suficientes alimentos en todo momento durante el año, se disparó a 49 millones en 2008, la cifra más grande desde 1995, cuando el gobierno empezó a llevar registros anuales, según un informe anual del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

El informe reveló que 14.6 por ciento de los hogares estadunidenses –17 millones– sufrieron de "inseguridad alimentaria" durante algún momento en 2008. Eso es un incremento de 3.5 por ciento, o 4 millones de hogares, comparado con 2007. Además, un tercio de estos hogares –6.7 millones– sufrían un nivel "muy bajo de seguridad alimentaria".

Según el informe, unos 17 millones de niños vivían en hogares donde a veces no había suficiente alimento, un incremento de casi 5 millones con relación al año anterior, y un número que representa más de uno de cada cinco menores de edad. A la vez, el número de niños que a veces padecían hambre aumentó en un año en casi 400 mil para llegar a un total de un millón 100 mil en 2008.

De hecho, en otra investigación elaborada por los sociólogos Mark Rank y Thomas Hirschl y publicada en la revista de medicina pediátrica Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine a principios de mes, se reveló que casi la mita de todos los niños estadunidenses –y 90 por ciento de los afroestadunidenses– dependerían del principal programa de asistencia alimentaria del gobierno federal (food stamps) en algún momento de su niñez. Los investigadores alertaron que estas cifras provienen de una evaluación de 30 años de datos oficiales, pero que la recesión económica actual podría incrementarlas.

De acuerdo con cifras oficiales, aproximadamente 28.4 millones de estadunidenses dependían del programa federal de food stamps para alimentarse en un mes promedio durante 2008.

El informe del Departamento de Agricultura revela también que más de una de cada tres madres solteras reportaron dificultades para obtener suficiente alimento, y más de una de cada siete informaron que alguien en su hogar padecía hambre. Además, el reporte detectó que es dos veces más probable que los afroestadunidenses y los hispanos reporten que se carece de alimentos en sus hogares.

El informe del Departamento de Agricultura se puede consultar en: www.ers.usda.gov/features/householdfoodsecurity/

El presidente Barack Obama prometió en su campaña electoral que se dedicaría a erradicar el hambre entre los niños en este país para 2015, objetivo que ningún otro presidente se había atrevido a declarar. Pero con la actual crisis económica, las cosas podrían más bien empeorar durante su cuatrienio en la Casa Blanca.

La principal organización de asistencia caritativa alimentaria en Estados Unidos, Feeding America, la cual provee de alimentos a más de 25 millones de estadunidenses cada año, afirmó este lunes que los nuevos datos oficiales confirman sus propias investigaciones, que registraron un "incremento dramático en solicitudes de asistencia alimentaría de emergencia" por todo el país. Los depósitos de alimento manejados por la organización registraron un incremento de casi 30 por ciento este año. "Es trágico que tanta gente en este país de abundancia no tenga acceso a suficientes montos de alimento nutritivo", declaró hoy Vicki Escarra, presidenta de Feeding America, al agregar que las cifras oficiales actuales se refieren a 2008 y que desde entonces la situación económica ha empeorado.

Mientras tanto, en Roma, la FAO inauguró la cumbre mundial sobre la seguridad alimentaria, donde se repitió que el hambre afecta a uno de cada seis seres humanos, o sea, a mil millones. De seguro no muchos de los asistentes pensaban que entre los afectados por esta crisis se encuentran millones de estadunidenses.

A la vez, el sector empresarial de "servicios de alimento" (el cual comprende la comida rápida) fue el número uno entre 51 ramas industriales que incrementó sus ganancias durante 2008, según las listas anuales de las principales empresas de la revista Fortune, con un impresionante repunte de 43 por ciento. El sector de "producción de alimentos" (el cual incluye las principales agroindustrias) fue el número 9 de las 52 ramas en el incremento de sus ingresos en 2008.